NOTICIAS []
 
 
IDENTIFICANDO EL APETITO POR RIESGO EN LAS COOPERATIVAS   ()

Uno de los componentes primordiales en la creación de una eficiente Gestión Integral de Riesgos, es la identificación del Apetito por Riesgo de la Cooperativa, es decir, el nivel de riesgo que está dispuesta a asumir en su búsqueda de rentabilidad y valor. Este es un factor importante en el establecimiento de objetivos y la selección de las estrategias de cada organización. Si una organización establece metas muy agresivas, esto conlleva a un apetito por riesgo alto. Cuando el Consejo de Administración acuerde cualquier tipo de estrategia, debería considerar que esté alineada dentro del Apetito por Riesgo de la Cooperativa. 

El Consejo de Administración, como responsable de establecer una Gestión Integral de Riesgos en la Cooperativa, debe conocer los prinicipales riesgos que enfrentan y supervisar que se encuentren dentro de los límites que han establecido. Si no comprenden los niveles de riesgo que la Gerencia está dispuesta a tomar en la búsqueda de sus objetivos, será difícil que puedan cumplir eficazmente sus responsabilidades de supervisión de riesgos.
El Apetito por Riesgo se puede definir mediante parámetros cuantitativos como cualitativos, así como expresado en rangos en vez de montos exactos. Si bien las medidas cualitativas no son muy precisas, (alto, moderado, bajo), proveen una valiosa guía para medir apropiadamente los niveles de riesgo tomados.

A continuación se presentan algunos elementos a tomar en cuenta para la determinación del Apetito por Riesgo:
- Como punto de partida , la gerencia debe considerar aquellas estrategias que la entidad no debería estar interesada en perseguir debido al riesgo envuelto o nivel de riesgos respecto a su potencial retorno. Por ejemplo, no incursionar en otorgamiento de créditos en sectores donde el nivel de morosidad es demasiado alto.
- Considerar situaciones o eventos hipotéticos que pueden ocurrir en el futuro, por ejemplo:¿Qué riesgos relativos al negocio está dispuesta a asumir la Cooperativa y cuáles no?,¿Se encuentra preparada la Cooperativa para aceptar mas riesgo del que actualmente admite?, ¿Qué riesgos especificos no estamos preparados para aceptar?, etc.
- Capacidad de Riesgo: Se refiere al máximo potencial de impacto de un evento de riesgo que la organización puede resistir y seguir operando. Es usual que este dado en términos de capital, activos liquidos, etc. El Apetito por Riesgo no debe exceder la capacidad de riesgo de la Cooperativa.
- Tolerancia al Riesgo: Nivel de variación que la cooperativa está dispuesta a asumir en caso de desviación a los objetivos trazados. Frecuentemente, los términos Apetito y Tolerancia al Riesgo son usados indistintamente. A pesar de que están relacionados, son conceptos diferentes. El Apetito por Riesgo es el nivel deseado de riesgo que la entidad toma en la búsqueda de sus objetivos. La Tolerancia al Riesgo refleja la variación aceptable de los resultados relacionados con medidas de desempeño ligadas a objetivos que la entidad desea alcanzar. Para determinar la tolerancia al riesgo, la Cooperativa debe determinar las medidas de resultado de sus objetivos, como crecimiento de colocaciones, disminución de gastos, satisfacción de los clientes, y considerar qué rango de variación de estos resultados , por arriba y debajo de éstos, es aceptable. Por ejemplo, una cooperativa que ha establecido como meta el incremento del 15% de su cartera para el próximo año, pudiendo tolerar un rango entre 13% y 18%.

El Apetito por Riesgos provee una visión más clara sobre los riesgos que la Cooperativa está dispuesta a asumir y permite una constante comunicación respecto a la estrategia y la Administración de Riesgos. Estos establecen unos límites para la Cooperativa, conectando el establecimiento de estrategias, objetivos y procesos de Administración de Riesgos. Tener una discusión constructiva entre los miembros del Consejo de Admi-nistración, Comité de Riesgos y la Gerencia respecto al Apetito por Riesgo ayudará a evitar sorpresas y formará las bases para el desarrollo de estrategias y objetivos en el contexto del fortalecimiento del proceso de Administración de Riesgos.